Compartir

¿Que te dice tu brújula moral?

El razonamiento moral lo podemos definir como “el juicio de valor que hacemos ante determinadas situaciones en la que se debe tomar una determinada opción”.

En psicología del desarrollo se estudia el cómo se aprende el pensamiento moral y cómo los niños aprenden la diferencia de comportarse bien y mal, lo cual es parte importante del crecimiento.

El aprendizaje de la moral

Durante mucho tiempo se creyó que la enseñanza determina el desarrollo moral de los niños a aprender el bien y el mal. Los psicólogos conductistas, creían que aplicando castigos y recompensas condicionaban que un niño actuase de una forma u otra. Pero estudios posteriores afirmaron que el bien y el mal se aprenden en etapas concretas del desarrollo.

Jean Piagget estudio el desarrollo moral de los niños. Entrevistó a niños de diferentes edades y es preguntó qué pensaban sobre las acciones moralmente malas cómo robar y mentir. Averiguó que los niños aprenden el sentido de de la moral por etapas i que adquieren ellos solos sus ideas del bien y del mal, de lo justo y lo injusto, a través de sus relaciones con otros de la misma edad. En sus juegos, los niños dictan reglas que reflejan sus descubrimientos sobre la justicia, la igualdad y la reciprocidad, lejos de maestros, padres y otras autoridades.

Unos 25 años después de la teoría de Piagget, Lawrence Kohlberg la llevó un paso más allá. Aportó que las figuras de autoridad cómo los padres o los profesores en general sí que influyen. También creía que la moralidad sigue desarrollándose hasta la adolescencia siguiendo una pauta de seis etapas bien diferenciadas:

  1. Primera etapa: al niño sólo le preocupa evitar el castigo
  2. Segunda etapa: se da cuenta de que determinada conducta puede valerle una recompensa
  3. Tercera etapa: trata de acomodarse a lo que piensa que se espera de él/ella (normas sociales) a fin de considerársele un niño/a buenos/as.
  4. Cuarta etapa: reconoce que existen reglas que rigen una conducta establecida por las figuras de autoridad como los padres. Ya en la adolescencia, comienza a comprender los motivos de esas reglas y normas sociales, y cómo su comportamiento afecta a otras personas.
  5. Quinta etapa: adquiere un sentido moral basado en los principios de justicia, igualdad y reciprocidad

El desarrollo de los valores morales es necesario para actuar moralmente en situaciones las cuales implican un sacrificio o una falta de recompensa por parte de la persona que la lleva a cabo así como en situaciones que impliquen presión. Si los valores forman parte de la identidad de la propia persona habrá una mayor concordancia entre el razonamiento moral y el comportamiento ligado a este sin fuerzas externas que lo condicionen.

Para más artículos sobre el razonamiento moral no te olvides de seguir leyéndonos.

Dejar una respuesta