Compartir

EL SEXO SENTIDO, un viaje a lo desconocido

El documental trata de cómo algunos niños/as y sus respectivas familias viven y sienten la transexualidad o la llamada disforia de género. En el ” el sexo sentido” no sólo explican los casos de niños/as sino que también narran las vivencias y percepciones de diferentes adultos y de sus tratamientos hormonales.

Desde nuestro nacimiento nos asignan un sexo y consecuentemente un género en función de unas diferencias biológicas las cuales nos van a determinar el resto de nuestra vida. El problema vendría cuando un niño/a se siente incómodo con el sexo que se le ha asignado al nacer y empieza a tener un conflicto interno el cual es la no adecuación entre su sexo y su género (visto como la parte más social y cultural). Percibir esta disconformidad no pasa sólo en los adultos sino que a menudo los niños ya desde bien pequeños empiezan a sentir un malestar con sus genitales y por cómo son percibidos por su entorno.

Aquí os dejo el documental, ” El sexo sentido”:

Crítica del contenido

En general creo que el documental “el sexo sentido” es bastante ameno el cual intenta reflejar la incomodidad y disonancia de los transexuales respecto a su sexo y género. Lo reflejan de manera reivindicativa y con una seguridad suficiente para contárselo a sus padres.

Durante estos últimos años, sobre todo los niños, han ido un adquiriendo un empoderamiento los cuales han aprovechado para poder contar lo que les ocurría a sus familiares y a su entorno. Me ha parecido muy importante como las familias han aceptado con total normalidad a sus hijos transexuales, como luchan por su autonomía y por sus hijos y como se oponen abiertamente a alguna soluciones absurdas dadas por médicos. “El sexo sentido” en parte refleja el progreso de nuestra sociedad a ver con distintos ojos la condición de cada uno y no juzgar según creencias retrogradas.

El documental “el sexo sentido” en si está centrado en las vivencias, inquietudes, procesos y tratamientos de las personas transexuales y personalmente creo que las incisiones hechas por los médicos en el documental, hacen perder un poco el hilo del relato. Normalmente el hilo en sí de esta clase de documentales se centran en una visión más medica, aunque en este, dan más importancia a las experiencias subjetivas de cada entrevistado y me parece mucho más interesante y emocional.

Por otra parte, la doctora cuenta que aun no hay información sobre la reacción del tratamiento hormonal en menores de edad pero si no lo supieran estos medicamentos no se pondrían al mercado ni se recetarían a otros menores que también lo necesitan.

En algún momento de “el sexo sentido” se ha notado como algún padre, aun aceptando la condición de su hijo, parece como si presionara a su hijo para cambiarse de sexo y definirse como persona. Esto nos muestra que aun nos cuesta percibir a una persona sin definición clara, es decir, que una mujer se sienta un hombre o al revés. Otra duda o pregunta que podríamos hacernos seria que si pueden tener realmente clara su transexualidad siendo estos niños tan pequeños.

En general creo que esta obra de divulgación, “el sexo sentido”, no se centra sólo en las técnicas o tratamientos en sí sino que intenta verlo desde el enfoque de la transexualidad en relación a la infancia, familia y sobre todo con un ambiente de amor y cariño. En el “sexo sentido” también nos hace ver cómo los niños desde bien pequeños pueden decidir si ponerse un vestido o unos pantalones y como los tratamientos se ven como herramienta para que puedan sentirse más adecuados a su condición y así resolver este problema de en parte, identitario.

Aportaciones

La transexualidad en sí es la condición en la que una persona con una diferenciación sexual aparentemente normal, sabe que en realidad es una persona del sexo opuesto y vive socialmente inconforme con esa identidad otorgada a causa de su sexo biológico. Por lo tanto podemos decir que el problema es con la identidad de género.

Socialmente el término transexual tiene una connotación negativa ya que se tiene una idea preconcebida e errónea respecto a este colectivo. Es importante primero reconocerse y aceptarse como se es y luego hacer ver a los demás que cada persona es diferente y que hay tantas formas de transexualidad como personas transexuales.

La transexualidad no es “un tercer sexo”, sino que es simplemente una disociación entre el sexo y el género que te ha tocado teniendo así un comportamiento femenino o masculino. El género es una construcción social y cultural que nos hemos tenido que someter sin contemplar la diversidad de opciones y personas en una sociedad.

Referirse a las personas transexuales muchas veces se piensa en la prostitución o trabajo sexual como idea errónea y distorsionada y esto significa señalar, estigmatizar y identificar un grupo de personas cómo diferentes. Esta imagen no depende sólo de los comportamientos de los transexuales sino también de los medios de comunicación y los programas de televisión que a veces ayudan a seguir con esta percepción o imagen negativa de este sector de la población.

Otro factor que no ha ayudado a favorecer esta imagen ha sido que hace unos años la transexualidad era considerada un trastorno mental y aun restableciendo esta clasificación, todavía sigue un poco la idea en el aire. Es un reto para la sociedad ya que al haber existido siempre la única clasificación de ser hombre o ser mujer, ahora romper con los esquemas predeterminados es difícil y lento.

A parte del rechazo de la sociedad en general, el problema viene cuando a la hora de hacer su vida diaria, más concretamente, en el sector laboral se encuentran con un rechazo y discriminación a causa de su condición. Esta transfobia puede llegar a hacer que tengan ideas autodestructivas, baja autoestima e ideas de suicidio.

Para terminar, podemos decir que últimamente también están habiendo cambios sociales los cuales se pueden ver en los ámbitos familiares y sociales más cercanos a la persona transexual. Ha habido un aumento de información respecto a este sector, hay más apoyo respecto a los profesionales de la salud en general, hacen labores de sensibilización social, de información y asesoramiento por parte de asociaciones de personas transexuales. La clave es que todas las familias vieran con normalidad este proceso y sobretodo brindar todo el apoyo necesario para sus hijos y así afrontar esta lucha de la mejor manera posible.

Dejar una respuesta